IMPORTANTE
- 100% de agudeza visual o unos ojos sanos no es suficiente para tener una BUENA VISIÓN EFICAZ.
- Neurológicamente, en los 6 primeros años de vida, la visión tiene más plasticidad para aprender y ser estimulada.
- Un diagnóstico precoz de un problema visual evita problemas mayores.
- El 15-30% de los problemas de aprendizaje se deben a un problema visual no diagnosticado.
Más...

jueves, 9 de julio de 2009

El procesamiento de la información visual se aprende

Utilizando una entrada que escribí en mi otro blog EXPLORANDO EL MUNDO DE LA VISIÓN: “¿Dónde va lo que vemos? – Procesamiento de la información visual (del ojo al cerebro)”, voy a mostraros con el mismo ejemplo cómo se APRENDE A VER.

Suponer que vamos conduciendo por una calle y estamos llegando a una intersección. En la esquina vemos la señal de “stop”.

Muchos pensaréis que simplemente ver “el stop”, o verlo nítido, sería lo único en lo que el sistema visual interviene; o dicho de otra manera, que el “procesamiento de la información visual” acaba aquí.

Os voy a explicar que no es así y cómo hemos aprendido a procesar dicha información con el tiempo.

  • Por un lado, tenemos la vía puramente visual (objeto ->ojos <-> un área del cerebro), que transforma la información luminosa en estímulos nerviosos que llegan a nuestro cerebro, y a partir de las órdenes que le da el cerebro a los músculos de nuestros ojos, obtenemos una imagen nítida y única de lo que vemos.
Vale, ya tenemos la imagen nítida. Ahora os mostraré todo lo que se procesa en el cerebro gracias a esa imagen:
  • Por un lado, una parte del cerebro AL VER ESA SEÑAL, procesa la información de “¿Dónde estoy?”. Una información necesaria, porque para saber dónde tengo que parar, primero tengo que saber dónde estoy yo. Este procesamiento nos permite calcular nuestro movimiento, nuestra velocidad, nuestra fuerza o la dirección con el que vamos en nuestro vehículo; en definitiva, dónde estoy sentado o dónde estamos situados en la calzada.
  • La siguiente vía nos da precisamente, la información de “¿Dónde está?” lo que miramos. Es la parte del cerebro responsable de generar la respuesta de los cálculos y mapas espaciales. Es decir, permitirá saber: dónde está el stop, dónde está la raya, dónde tenemos que parar, dónde está la palanca de marchas para reducir, dónde están los pedales para pisarlos, dónde está el coche de atrás (o el de delante si hubiera uno), etc. En resumen, nos permite crear un PLAN MOTOR.

    Cuando aprendemos a conducir, todo esto se hace de forma consciente, pensamos “dónde está la palanca, dónde están los pedales, dónde está la marcha 2ª, la marcha 1ª, tenemos que ser conscientes de mirar por el retrovisor,… Hasta que todas nuestras acciones las automatizamos y se crea una experiencia. De esta manera, podemos llegar a hacer todo esto de forma inconsciente mientras hablamos con un acompañante, miramos a nuestro hijo por el espejo retrovisor, vemos que al frenar el coche de atrás no nos va a golpear, escuchamos la radio, etc…

  • Por último, nos queda una vía muy importante, que es la vía que procesa la información de “¿Qué es esto?”. Es decir, nos permite IDENTIFICAR qué es lo que estamos viendo: que es una señal de tráfico y que significa que debemos de parar.

En consecuencia, habéis comprobado que el PROCESAMIENTO DE LA INFORMACIÓN VISUAL es un proceso que se aprende con los años mediante nuestras experiencias.


Como todo aprendizaje tiene sus etapas o fases y no podemos saltarnos ninguna, porque nadie aprende a correr sin previamente haber aprendido a andar, o nadie aprende a leer sin previamente haber aprendido a ver. Para introducir al niño la lectura previamente se tienen que haber desarrollado en el sistema visual del niño ciertas funciones visuales o ciertas áreas del cerebro (que ya explicaré esto mejor en otra entrada).

4 comentarios:

Valle dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo en que el aprendizaje, en este caso el visual, es importante. Si un niño no aprende a ver de una manera correcta tendrá problemas en un futuro. Pero a veces, también, ese niño con problemas consigue un procesamiento bastante real de la información con una mala visión o con una forma de ver no correcta. Esto puede verse en los dibujos de los niños que nos dan mas información de la que pueda parecer en su manera de ver el mundo.

Rosa M. García Hdez dijo...

¡Exacto Valle!
Muchos niños con problemas visuales (de cualquier tipo) no se quejan porque no saben que lo que les pasa, no es algo común; e intentan solucionar por ellos mismos su dificultad para hacer, percibir o ver ciertas cosas.
Sí, estoy de acuerdo que un dibujo de ellos nos hace ver cómo perciben lo que les rodea. Y mediante estos dibujos, podemos detectar ciertos problemas visuales o perceptuales.
Esos dibujos, nos pueden indicar cómo el niño recibe, procesa y responde a lo que ve.
¡¡Muy buena idea!! :-)

Deprisa dijo...

Interesante artículo, pero que me genera una duda. Si la visión se aprende, ¿cúales son los métodos idoneos para estimular a un niño? ¿Cúando deberíamos comenzar a hacerlo?

¡Saludos!

Rosa M. García Hdez dijo...

Hola Deprisa,para estimular a un niño visualmente no hay edad; desde que nace prácticamente ya se le puede estimular. Poco a poco en el blog iré mostrando algunas actividades o juegos que empleamos en terapia para ayudarles a ver mejor, o a que su desarrollo visual se produzca con normalidad. Síguelo y lo irás descubriendo... :-)
Gracias por leerme.

Related Posts with Thumbnails