IMPORTANTE
- 100% de agudeza visual o unos ojos sanos no es suficiente para tener una BUENA VISIÓN EFICAZ.
- Neurológicamente, en los 6 primeros años de vida, la visión tiene más plasticidad para aprender y ser estimulada.
- Un diagnóstico precoz de un problema visual evita problemas mayores.
- El 15-30% de los problemas de aprendizaje se deben a un problema visual no diagnosticado.
Más...

lunes, 2 de febrero de 2015

Reflejo Tónico Simétrico del Cuello (RTSC) - Clave en el gateo y la visión

Se trata de un "reflejo puente" es decir, a diferencia de los otros reflejos del cuello, no se forma en el útero materno ni se nace con él, sino que se desarrolla e integra antes de la etapa del gateo, para permitir que éste se produzca correctamente. Surge cuando los reflejos tónico laberíntico y tónico asimétrico del cuello ya se han integrado.

La integración se produce cuando el bebé se pone a 4 patas y se balancea quieto en el mismo sitio hacia delante y hacia atrás, dejando rodar su cabeza en el suelo.

Si el bebé no integra los RTL o RTAC, se salta la etapa del gateo, gatea mal (culeando, arrastrando una pierna, apoyando mal las manos o levantando los pies del suelo...), o lo hace durante poco tiempo, el RTSC no se desarrollará bien y no acabará de integrase y tendrá problemas en el desarrollo motor grueso y fino, en la lateralidad y en la visión.


Este reflejo permite

  • Ayudar a integrar el RTL.
  • Estando el bebé a 4 patas sobre sus manos y rodillas, cuando flexiona la cabeza (como si mirara sus rodillas) los brazos también lo hacen, sin embargo las piernas se estiran. Por el contrario, al extender la cabeza hacia atrás, los brazos se estiran y las piernas se doblan sentándose sobre los pies (como el dibujo). Así el niño realiza el característico balanceo hacia delante y atrás antes de soltarse a gatear primero hacia atrás y finalmente hacia delante. Así, este reflejo prepara al bebé para el gateo y previamente para el arrastre, y desaparece cuando comienzan estas etapas motoras. Si colocamos al niño o adulto a 4 patas y le pedimos que mueva la cabeza hacia arriba o hacia abajo y ocurre lo anteriormente contado (junto con otras señales), indica que el reflejo están aún "molestando".
  • Independizar los miembros superiores de los inferiores (al estirar la parte superior no se dobla la parte inferior y viceversa) para permitir un gateo correcto.
  •  Desarrolla el tono muscular de la espalda superior y del cuello.
  • Permite al bebé enfrentarse a la gravedad desde la posición a 4 patas (antes de andar) permitiéndole levantar su cuerpo del suelo apoyándose en las manos y las rodillas desde la posición prona.

La integración de este reflejo permite

  • Independizar los movimientos de la cabeza sobre la posición de las extremidades para permitir moverse eficazmente.
  • El desarrollo del movimiento cruzado de mano y pierna o movimiento contralateral.
  • Cruzar la línea media.
  • Junto con el gateo, el bebé desarrolla la acomodación (enfoque) y la visión binocular (convergencia cuando mira sus manos y divergencia cuando mira a lo lejos).
  • Una correcta posición de sentado en el niño o en el adulto.
  • La combinación eficaz de los sistemas vestibular, proprioceptivo y visual, MUY IMPORTANTE PARA LA LECTURA.


Señales que muestran que aún está activo 


  • Como escribía antes, con este reflejo activo al mover la cabeza dobla y estira los brazos y las piernas, por tanto afecta a la posición de sentado del niño (o del adulto). De forma que cuando levanta la cabeza para mirar la pizarra, los brazos se le doblan y las piernas se le estiran por debajo de la mesa. Por el contrario, cuando mira al papel para escribir o leer, baja la cabeza y en consecuencia, los brazos se le estiran y las piernas se le doblan por debajo de la silla cruzando los pies. Así, como esté “baile” constante es insufrible mientras por ejemplo copia de la pizarra o cuando mira y escucha al profesor y luego escribe en su cuaderno, el niño encuentra por sí mismo una estrategia para compensarlo que es SENTARSE MAL: O se sienta repanchigado sobre la silla (tendencia a resbalarse en la silla ;)), acercando la mesa a su pecho con los brazos doblados y las piernas estiradas bajo la mesa. O echa su cuerpo sobre la mesa en la que escribe o lee estirando los brazos y doblando las rodillas con los pies cruzados bajo ella. Si os fijáis son las mismas respuestas que antes describía sobre este reflejo que crea en el cuerpo cuando está activo. Seguro que conocéis mucha gente que se sienta de estas maneras o sentándose sobre una pierna, o sobre las dos incluso o con las rodillas dobladas, los pies en la silla y las rodillas frente a la cara… El niño necesita tener las rodillas dobladas para hacer las actividades de mesa sin que el reflejo le estorbe. Con estas posiciones incorrectas de sentado bloquea este reflejo. 
  • Esto le hace además, que no pare de moverse en la silla buscando esa posición de bloqueo. 
  • En su desarrollo motor grueso se saltará el arrastre y el gateo, ya que no tiene fuerza suficiente en sus manos y brazos. 
  • Y en caso de gatear lo hará de forma peculiar: sentado deslizando el culete o una pierna, “gateo de oso” (usando manos y pies), o simplemente pasará de la posición de sentado a andar.   Puede que adopte una posición “correcta” a 4 patas pero si observáis las manos las tendrá hacia fuera y los codos bloqueados o incluso los pies levantados. El gateo no será sincronizado ya que no cuadran las dos mitades del cuerpo y por supuesto no sabrá gatear hacia atrás. 
  • Postura corporal pobre (encorvado) y piernas estiradas. 
  • Hipotono muscular, con problemas incluso para dar un salto. 
  • Problemas acomodativos dado que no ha aprendido a controlar el enfoque ni de lejos ni de cerca. Estando activo el RTSC esta habilidad visual no funciona bien por tanto, le cuesta mantenerse haciendo una tarea cercana prolongada como leer, escribir, pintar, etc.; o hacer cambios de enfoque constantes como copiar de la pizarra o de un libro (es lento haciéndolo). El enfoque falla y deja de hacer la tarea o la hace mal, lo cual provoca una falta de atención y de motivación. 
  • Problemas de visión binocular porque ambos ojos no trabajan bien conjuntamente. De cerca afectará a las tareas cercanas que requieran una precisión (escritura, dibujo, pintado, manualidades, etc.) y a las actividades lejanas como juegos de pelota y deportes. 
  • Suele ser más patoso de lo normal, lo que les hace ser malos en deportes. 
  • Malo nadando a braza (mala integración de las porciones superiores e inferiores del cuerpo). Suele bucear mejor que nadar, donde el efecto de la gravedad es reducido y el peso del agua mantiene el cuerpo en equilibrio. 
  • Malo en los movimientos contralaterales (empleo de brazo y pierna contrarios). 
  • Si la visión no funciona bien cualquier cosa que haga con las manos guiadas por la visión tampoco funcionará, así tendrá mala coordinación ojo-mano fina y/o gruesa, llegando a afectar incluso a la hora de comer, dado que nunca sabe cuál es el lugar correcto donde está su boca. 
  • Cuando bloquea el reflejo sentándose tumbado sobre la mesa perjudica su visión porque estresa su enfoque y su convergencia al trabajar tan cerca. 
  • Tiene dificultad en los seguimientos verticales (por ejemplo para buscar en tablas).
  • Cuando le pides que se ponga de rodillas en el suelo, para mantener una posición erecta de la espalda y equilibrar mejor su cuerpo lo hace colocando las piernas en “W” y sentándose en el suelo directamente y no sobre sus pies.
  • Suele necesitar plantillas en los pies de pequeño y tiene las piernas en "Y" invertida (al juntar las piernas junta las rodillas y deja los pies ligeramente separados)  o las piernas arqueadas como un jinete (al juntar las piernas no hay forma de juntar las rodillas). En edad adulta suele tener dolores y problemas en las rodillas.  
  • En edad adulta suele tener dolores de espalda sobre todo a nivel lumbar y cervical y contracturas constantes en la zona de los trapecios.

Related Posts with Thumbnails