IMPORTANTE
- 100% de agudeza visual o unos ojos sanos no es suficiente para tener una BUENA VISIÓN EFICAZ.
- Neurológicamente, en los 6 primeros años de vida, la visión tiene más plasticidad para aprender y ser estimulada.
- Un diagnóstico precoz de un problema visual evita problemas mayores.
- El 15-30% de los problemas de aprendizaje se deben a un problema visual no diagnosticado.
Más...

miércoles, 24 de febrero de 2016

LATERALIDAD III: Factores y tipos. Lateralidad cruzada y ambidiestros.

ENTONCES, QUÉ DETERMINA LA PREFERENCIA POR UN LADO U OTRO DEL CUERPO

Primero es necesario que diferenciemos entre DOMINANCIA y PREFERENCIA. La Dominancia es con lo que nacemos predispuestos, y la Preferencia se determina por la fuerza de la genética y la influencia del ambiente.

Una persona puede tener una dominancia diestra y por "algún" motivo su ojo preferente ser el izquierdo. ¿Por qué?

Además, es necesario que sepáis que hay un poco de confusión en todo esto. Algunos neurólogos confirman que la dominancia del cerebro (o el desarrollo cortical de uno u otro hemisferio) crea la preferencia de ojo, mano, pie y oído y otros sin embargo, han demostrado que la relación predominio hemisférico y lateraliad no es abosluto.

Así, la dominancia/preferencia depende de los siguientes factores o teorías:
  • Factores neurológicos.- Algunos investigadores opinan que la preferencia hemisferica se puede deber a una mejor irrigación de sangre en uno u otro hemisferio.

  • Factores genéticos.- Esta teoría explica que la preferencia lateral se transmite genéticamente (si ambos padres son zurdos, o ambos son diestros la probabilidad de que el hijo o la hija salga zurdo@ o diestr@ respectivamente es mucho más probable que si uno es diestro y el otro es zurdo). Pero además, explica que la dominancia no es total, es decir, que aún teniendo claramente determinada la dominancia lateral (dominancia y preferencia coinciden), hay quienes realizan acciones con la mano no dominante (por ejemplo). 
  •  Factores ambientales.- Existe una influencia de los aprendizajes y del ambiental en general en el proceso de lateralización que marcará la lateralidad corporal. Por tanto, la lateralización es un proceso dinámico que está sometida a cambios y transformaciones en el transcurso de la evolución del proceso de la lateralización.

TIPOS DE LATERALIDAD

Según la preferencia de las 4 vías de información (manos, ojos, pies y oídos), podemos establecer los siguientes términos de lateralidad:
  • DIESTRO HOMOGÉNEO o LATERALIDAD HOMOGÉNEA DIESTRA, es aquel que utiliza preferentemente el lado derecho para prácticamente casi todo.

  • ZURDO HOMOGÉNEO o LATERALIDAD HOMOGÉNEA ZURDA, es aquel que utiliza preferentemente el lado izquierdo para prácticamente casi todo.

  • AMBIDIESTRO, AMBIZURDO O LATERALIDAD NO DEFINIDA, es aquel que utiliza indistintamente un lado u otro del cuerpo incluso para la misma vía y en la misma acción y en diferentes momentos. Ejemplo de esto es cuando unas veces utiliza la mano derecha para escribir, pero cuando se cansa, cambia el boli de mano y sigue con la mano izquierda, o inicialmente unas veces empieza con una mano y otras veces con la otra. 
                Esto es normal hasta la edad de 5-6 años. De hecho, antes de esta edad el niño debe poder manipular con las dos manos y darle experiencias a las dos manos para que se desarrollen las funciones de los hemisferios. A partir de esta edad ya debería ir marcando una preferencia por una mano determinada.

              • LATERALIDAD CRUZADA, es aquella en la que la persona no ha definido un lado como preferente y además, utiliza un lado para una vía y otro lado para otra vía haciendo la misma acción. En el aprendizaje las lateralidades cruzadas que más nos afectan son las de OJO Y MANO (para copiar) y la de OÍDO Y MANO (para dictados o tomar apuntes).

              • ZURDO CONTRARIADO, es aquel que siendo dominante zurdo le obligaron a funcionar con la mano derecha (forzar la mano es lo más común). 

              AMBIDIESTROS

              Cuando una persona es ambidiestra las dos mitades del cerebro no han llegado a estar completamente especializadas y no tienen claras su funciones. Hay quienes se adaptan a esta situación sin manifestar ningún tipo de problema y su vida y actividades trasncurre con normalidad, y sin embargo a otros sí les da problemas o dificultades en el aprendizaje de la lectura o escritura y en otras áreas, o incluso en su día a día.


              ¿QUÉ OCURRE EN LA LATERALIDAD CRUZADA?

              La lateralidad cruzada es la más común en los problemas de aprendizaje.

              Cuando un niño tiene un cruce lateral, la información circula más despacio por su cerebro y le cuesta más procesarla y responder adecuadamente. Necesita un cuerpo calloso muy fuerte para suplir esto. Y en ocasiones  parte de la información se pierde en un proceso más largo de lo normal.

              Cuando un niño diestro de mano utiliza el ojo izquierdo como preferente, la información visual se procesa en el hemisferio derecho y tiene que pasar la información a través del cuerpo calloso al hemisferio izquierdo que es quien da la orden a la mano lo de lo que debe copiar.

              Esto se complica aún más si utiliza un ojo como preferente distinto para lejos que para distancia próxima (ejemplo afecta al copiado de la pizarra y la verificación de lo que copia en el cuaderno).
              El proceso es tan largo que acaban borrando de la pizarra el enunciado de un problema y el niño con este problema no le ha dado tiempo a copiarlo o lo ha copiado mal.

              Lo mismo ocurre con el oído. Cuando un niño utiliza como preferente su oído derecho pero su mano preferente es la izquierda, su hemisferio izquierdo procesará la información que escucha y la pasará al hemisferio derecho para que de la orden de lo que la mano izquierda tiene que copiar. Si esto no se hace rápido, se pierde en el dictado, es incapaz de tomar notas o las toma mal (por ejemplo tomar nota de un simple número de teléfono).

              En estos casos hay que comprobar si es la mano o es el ojo/oído el que no coincide con la dominancia genética para saber qué debemos trabajar para cambiar.

              En todos estos casos, el ambiente ha modificado la dominancia. Un lado se ha desarrollado mejor que el otro a nivel de mano, oído u ojo y ha tomado las funciones de preferente.

              CARACTERÍSTICAS DE LOS DIESTROS Y LOS ZURDOS

              Los zurdos tiene como domiannte el hemisferio derecho, un hemisferio global y sintético. Son capaces de procesar la información con "simultaneidad visual", es decir, procesando varias cosas
              simultáneamente.

              Ejemplo 1: Una persona que busca "una aguja en un pajar" si es "secuencial lineal" mirará pajita por pajita hasta dar con la aguja; mientras que quien tenga "simultaneidad visual" mirará en global todo el conjunto de pajitas y verá la aguja.

              Ejemplo 2: Persona que tiene una excelente habilidad multitarea, es capaz de hacer BIEN varias cosas a la vez.

              Ejemplo 3: Persona que resuelve un problema utilizando la "síntesis", relacionando las partes y analizándolo como un TODO.

              A diferencia, los diestros tienen como dominante un hemisferio izquierdo más analítico y secuencial. Procesa la información usando el "análisis", resuelve el problema descomponiendolo en partes y analizando cada una ("secuencial lineal") y se centra en una sola cosa.

              Ejemplo 1: Buscará entre cada pajita dónde está la aguja.

              Ejemplo 2: Se tiene que CENTRAR EN UNA COSA y tras acabarla se pone con otra.

              Ejemplo 3: Analiza y descompone cada parte del problema, y lo va resolviendo POR PARTES.

              LATERALIDAD Y LENGUAJE (lectura/escritura)

              Cada hemisferio del cerebro tiene diferentes funciones referidas a la facultad del habla y del lenguaje, teniendo en cuenta que ambos no son idénticos. El hemisferio derecho trata la información de forma más global y el hemisferio izquierdo lo hace de forma secuencial y analítica.

              De ahí que cuando a un niño se le enseña la lectura en edades tempranas en ese momento es el hemisferio derecho el que está más desarrollado y aprende a leer de forma global (que es el aprendizaje que emplea el método DOMAN). Sin embardo, a la edad de 6 años el cerebro ha madurado (el hemisferio izquierdo toma el relevo en este area) y es más analítico. Quienes empiezan a leer a esta edad, lo hacen de forma secuencial y silábica.
              Por ello, cuando se intenta enseñar a leer de forma silabica antes de los 6 años el cerebro no está preparado para ello, y se le está forzando a esa situación que conlleva a futuros problemas en el aprendizaje de la lectura.

              Posteriormente a los 6 años, si ambos hemisferios están bien desarrollados e integrados, realmente el niño podría leer empleando ambos hemisferios y ambos métodos (global y analítico) para ser más eficiente en la lectura.

              Más información en esta otra entrada: Entonces, ¿cuándo introducimos la lectura?

              Además, cuando la lateralidad no está bien definida (el niño es ambidiestro, tiene lateralidad cruzada o es un zurdo contrariado), le dificulta aún más la lectura y la escritura porque no es capaz de leer en el sentido de nuestra lectura y escritura occidental (de izquierda a derecha), y a veces lee o escribe invirtiendo el orden de letras o palabras incluso, perdiéndose del reglón, saltándose letras o palabras, etc. Mostrando así erróneamente señales de DISLEXIA. La confusión que el niño tiene en las funciones de su cerebro lo plasma en la lectura y la escritura.



              ENTRADAS RELACIONADAS: 
              LATERALIDAD I: Aclarando conceptos
              LATERALIDAD II: Proceso de latarelidad o latearlización y su relación con el desarrollo de la visión
              LATERALIDAD IV: Análisis, señales y tratamiento.
              Related Posts with Thumbnails